Página dedicada a Tomás de Aquino

Presentación

Este blog está dedicado a Santo Tomás de Aquino, cuya doctrina la Iglesia ha hecho suya, y que ha sido explícitamente recomendada por el Concilio Vaticano II -por primera vez en la historia un Concilio Ecuménico ha hecho esto, y ha sido con Santo Tomás-.

La mayor parte de los dogmas de la fe católica, especialmente los más importantes, como la Trinidad, la Encarnación y la Eucaristía, están ligados inseparablemente a la doctrina de Santo Tomás de Aquino en lo que hace a sus bases racionales filosóficas así como en sus aspectos de profundización teológica sistemática e intellectus fidei.

Frente al progresismo, heredero del modernismo, que diluye el depósito de la fe haciendo confusa la verdad y corriendo detrás de doctrinas novedosas, debemos anclarnos en la sólida doctrina de Santo Tomás.

…hay que formar “bajo su magisterio”[1], “teniendo como maestro principalmente a Santo Tomás”[2]. Porque “iluminó más a la Iglesia que todos los otros doctores. En sus libros aprovecha más el hombre en un solo año que en el estudio de los demás durante toda la vida”[3]. Porque “por la suma veneración con que honró a los doctores sagrados, recibió en cierto modo el entendimiento de todos ellos”[4]. Porque “la Iglesia ha proclamado que la doctrina de Santo Tomás es su propia doctrina”[5]. Y porque Dios ha querido que por la fuerza y la verdad de la doctrina del Doctor Angélico “…todas las herejías y los errores que se siguieran, confundidos y convictos se disipa­ran…”[6]. Asimismo su conocimiento es de insoslayable y fundamental importancia para la recta interpretación de las Sagradas Escrituras, para poder trascender lo sensible y alcanzar la unión con Dios, para edificar el edificio de la Sagrada Teología sobre las sólidas bases que proporciona un conocimiento profundo de la filosofía del ser, “patrimonio filosófico perennemente válido”[7] teniendo en cuenta todos los adelantos de la investigación filosófica.

Debemos pues tener siempre presente lo que decía Juan Pablo Magno:

El hecho de que en los textos conciliares y post-conciliares no se haya insistido sobre el aspecto vinculante de las disposiciones sobre el seguimiento de santo Tomás como “guía de los estudios” – según quiso llamarlo Pío XI en la encíclica Studiorum Ducem –, ha sido por no pocos interpretado como facultad de desertar la cátedra del antiguo Maestro para abrirse a los criterios del relativismo y del subjetivismo en los diversos campos de la “sagrada doctrina”. Sin duda, el Concilio quiso estimular el desarrollo de los estudios teológicos y reconocer a los que los cultivan un legítimo pluralismo y una sana libertad de investigación, pero a condición de permanecer fieles a la verdad revelada, contenida en la Sagrada Escritura, transmitida en la Tradición cristiana, interpretada con autoridad por el Magisterio de la Iglesia y teológicamente profundizada por los Padres y Doctores, sobre todo por Santo Tomás[8].

Santo Tomás de Aquino «…fere totius philosophiae consideratio ad Dei cognitionem ordinatur…»

Cristianismo

Cristianismo Medieval

Tomás de Aquino

– Artículo*: Tradición Perenne –

Más info en psico@mijasnatural.com / 607725547 MENADEL Psicología Clínica y Transpersonal Tradicional (Pneumatología) en Mijas y Fuengirola, MIJAS NATURAL

*No suscribimos necesariamente las opiniones o artículos aquí enlazados

– Enlace a artículo –

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s