Emaús

P. Diego de Jesús

Iba yo caminando, cabizbajo, mascullando conmigo mismo esa maraña de incordios cotidianos que empañan la vida. Cuando de repente, levanté la vista y vi una puerta entreabierta en el cielo (Ap 4,1). La vi yo, con mis propios ojos, aunque pueda ser impreciso llamarlos “propios”. Tampoco sé si usar el posesivo para referir a los oídos que entonces escucharon lo que escuché: una voz de cristal que me dijo: sube acá y te mostraré los Hechos. “Asciende” en verdad fue el verbo que empleó. Y no doy fe de lo que materialmente haya pasado, pero mi espíritu se lanzó resuelto, más por el poder imantador de la consigna que por una resolución propia.

“Asciende” se me dijo, desde la abierta puerta célica.

Y yo ascendí.

El sendero era escarpado, estrecho y sinuoso. Las tres notas lo hacían hermoso; y los tres rasgos, a la vez lo tornaban tremendo. Al poco de andar vi de lejos, tras la puerta abierta, un trono y Alguien allí sentado. Avancé un poco más y percibí entonces en la mano derecha del que está sentado en el trono un Libro (Ap 5,1). No dudé ni por un instante de que fuera eso: un libro. No obstante no se parecía a ningún libro que hubiera visto jamás.

Magro es el habla para decirlo, pero cada palabra, cada letra incluso, podía ser leída del derecho o del revés; o mejor dicho: por fuera y por dentro. Como si esta e pudiéramos recorrerla por sus curvadas entrañas; por sus escarpadas, estrechas y sinuosas entrañas. Como si las letras tuvieras caminos interiores dignos de ser paseados…

Como fuera, lo contundente del caso es que el libro estaba absolutamente blindado. Sellado con siete sellos inviolables. Ya la sola imagen generaba una creciente angustia y desolación. Pero fue la voz del ángel la que terminó de generar en mí la más oscura y lacerante de las penas. Fue una pregunta, pero más sabía a clamor, a lamento, a dolor: ¿quién fuera capaz, quién sea digno de abrir el libro y romper sus sellos, quién? Él escalofriante silencio que siguió era la respuesta unísona del cielo, de la tierra y del abajo de la tierra: ¡nadie!

El pudor me inhibe de confesarlo, pero me fue inevitable el llanto. Lloré como un chico.

Y seguí caminando.

Tal vez por el sollozo no me percaté de que alguien se había puesto a caminar a mi lado. ¿Por qué lloras?, preguntó sin preámbulos. Mi abisal tristeza hecha letra en el rostro intentó responderle sin más palabras que esa. Pero el misterioso peregrino insistió sin molestarse siquiera en reformulaciones: ¿por qué lloras?

Una sola respuesta verbal cabía aunque implicaba retrucar con otra pregunta. Y eso hice: ¿por qué no habría? ¿Crees acaso que no hay motivo suficiente?

El forastero se detuvo en seco. Y yo con él. Y me dijo muy quedo: no llores más.Por años intenté reconstruir esa entonación. Pues no sabía ni a imperativo ni a queja. O sí, pero con una normalidad abrumadora. Lo más asombroso fue que en el instante mismo en que lo dijo se secaron mis lágrimas.

Respecto a lo que sigue, yace lejos la voz lejos para aludir a la lejura con que las palabras puedan narrar los hechos. “Ha triunfado el León” fue lo último que entendí, si es que ocurrió en mi entendimiento. “No llores pues ha triunfado el León” (Ap 5,5), más exactamente.

Luego pareció enojarse y hasta rugir como sabe hacerlo la fiera aludida. Me recriminó cerrazón, necedad, dureza. Y me conminó a aflojarme, a desaferrarme, a soltarme. No le entendí bien, pues no estaba agarrado a nada.

¡Ríndete!,bramó el León en monosílabo.

Y creo yo que por puro susto, algo intangible solté.

Y volvió la voz de trompeta a clamar “asciende aquí”. Un Viento fragoso nos remontó en vuelo y atravesamos la dorada puerta abierta y un mar de cristal y el trono esmeralda y los relámpagos y truenos que lo rodeaban, y las siete antorchas de fuego… hasta que, entre medio de indescriptibles seres colmados de ojos, dimos con el centro del Trono, y allí, con el Libro. Aquel Libro cerrado y sellado.

El misterioso Peregrino, que se había tornado blanco y resplandeciente con la pureza de un cordero, tomó el libro y rompió con su Sangre los siete sellos. Al abrirlo, un perfume embriagador lo invadió todo y un coro de incontables voces entonó una música inefable. Noté recién entonces que el Libro era inmenso y de algún modo inmaterial. Sus hojas eran de luz y sus palabras, vivas y danzantes, parecían dorados peces en aguas cristalinas. Y el Cordero peregrino me tomó de la mano y me internó en el Libro. “Ven”, dijo con el candor y calma de un niño; “ven, entremos, caminémoslo por dentro y te lo explicaré todo”.

No me pida el oyente o lector que avance mucho más narrando lo inefable, pero anduvimos y anduvimos y anduvimos por los paisajes y parajes más increíbles. Siempre de Su Mano, conocí recodos del Éxodo, de Jueces, de Oseas y Jeremías, de Tobías y el Cantar, de Isaías y Joel que ni imaginaba que existieran. Y luego me dijo: “te llevaré a un lugar más íntimo aún, donde se guardan los secretos del Rey”. Y entramos al Salterio. Y lo caminamos entero. Todo hablaba de Él. Por el afuera y por el adentro de cada texto, todo hablaba de Él y era Él.

No sé si era porque las entrañas del Libro eran pura lumbre, si era por la Mano incandescente que no soltaba la mía, o por la conmoción del viaje, pero comencé a sentir fuego en mi corazón que se azuzaba cada vez que el Peregrino, ante un pasaje de la Escritura, me miraba y me decía: ¿ves? ¡Mira bien! ¡Soy Yo mismo!

Resonó entonces, en la silente quietud de la aurora, la campana. Siete y media, hora de la Misa conventual. Cerré mi Biblia, la besé, apagué los cirios de mi eremita y me fui a revestir para la Fracción del Pan, donde volver a reconocer al misterioso Peregrino; el del rugido de León y la mansedumbre del Cordero. Aquel único digno de abrir el Libro y romper sus sellos; a Él sea el honor y la gloria por los siglos, amén.

Diego de Jesús

30 de abril 2017

Descargar homilía

– Artículo*: Administrador –

Más info en psico@mijasnatural.com / 607725547 MENADEL Psicología Clínica y Transpersonal Tradicional (Pneumatología) en Mijas y Fuengirola, MIJAS NATURAL

*No suscribimos necesariamente las opiniones o artículos aquí enlazados

– Enlace a artículo –

ANÁSTASIS O BIEN EL DÍA QUE VI NEVAR

P. Diego de Jesús

Homilía de la Vigilia Pascual 2017

(Desgrabación)

Hace muchos siglos, un pobre monje, como era la costumbre, recorrió muchos kilómetros hasta la ermita de un anciano monje sabio para pedirle una palabra de vida. Esto responde a una antiquísima tradición, donde no se pedían grandes discursos, lustrosos tratados, exhaustivas explicaciones, minuciosos análisis… sino que se pedían dardos de fuego, palabas de vida.

– “Padre, dime una palabra, una palabra de fuego…”

Y estas palabras eran misteriosas muchas veces y al joven monje le llevaba semanas o meses masticar, descifrar, desentrañar… Y así fue este monje a preguntarle a su abba, a su maestro, a su padre espiritual: – Padre, ¿cuál es la realidad más honda del cristianismo, cuál es el centro fontal de nuestra fe, el vórtice de nuestra religión?

Y el anciano le dijo: – “Cuando yo era niño vi muchas veces las cumbres de las montañas nevadas, he visto prados nevados, he visto incluso mi pueblo natal amanecer todo nevado… pero fue recién aquel día en que por primera vez yo vi nevar, en que por vez muy primera vi que estaba nevando, recién ese día comprendí la nieve”.

Y lo despachó

Al año siguiente (porque lo visitaba una vez al año) volvió el joven discípulo a decirle: – He pensado largamente, Padre, en sus cerros nevados, en sus prados nevados y en aquel día en que vio que estaba nevando y entendió la nieve… pero yo no lo entendí a Usted… ni cuál sea la relación con el secreto más profundo de nuestra fe, con el centro meduloso de nuestra fe…

Y el maestro lo sentó; y le explicó que los cristianos suelen vivir de la certeza de que Cristo ha resucitado, pero recién el día en que el cristianismo tiene la experiencia de que Cristo está resucitando del sepulcro, entiende la fe, accede al centro vital, al brocal de la fe cristiana.

Y es esa la experiencia de esta noche, la más santa, la más bella de las noches… No es la experiencia del resto del año, donde vivimos la certeza de un Señor que ya ha resucitado. Como dice San Pablo, ciertamente, vivimos de esta certeza, la de un Cristo resucitado, que solemos proclamar con gozo y convicción, expresado así, en participio verbal. Pero esa experiencia estable de Cristo Resucitado no tendría fundamento, no tendría surgente, no tendría manantial desde donde brotar, si no fuera porque antes del Cristo resucitado hay un Cristo resucitando. Sólo el paso del participio al gerundio, de la acción realizada a la acción realizándose, habilita el acceso al misterio mismo, al misterio vibrante, al tremolar mismo de la acción, del acontecimiento. Es el paso de la cumbre nevada a la copiosa nieve cayendo.

Y esa es la magia de la liturgia, ese es el regalo, el don inmerecido que nos concede la liturgia en esta noche. Tener un acceso directo, inmediato, a ese acontecimiento por el cual Jesucristo desde las entrañas más profundas del infierno, emerge en vida nueva, surge victorioso resucitando de entre los muertos.

Cómo no pensar con dolor, con profundo dolor, en tantos hermanos nuestros. No en aquellos paganos que no conocen a Jesucristo, o que incluso habiéndolo conocido abandonaron la Fe, sino en esos otros hermanos nuestros que practican el catolicismo pero lo viven como hecho consumado, lo viven desde el participio de la realidad ya dada, y no acceden a esta experiencia, no acceden a beber a boca de surgente, a beber del manantial mismo. Desconocen lo que es un copo de nieve zigzagueando en su suave descenso…

Cristo emergiendo, surgiendo de las ínferas entrañas, es como ese fuego con que inauguramos esta liturgia. Es ese movimiento maravilloso con que el indómito fuego gravita hacia el cielo. Y de allí toma nombre, de ese movimiento, de ese emerger, de ese surgir con bravura, toma nombre esta liturgia y este misterio en su tradición más antigua: por eso los cristianos de la antigüedad llamaban a esta fiesta ‘Anástasis”.

Anástasis… de las palabras más bellas que conozca el lenguaje humano, una palabra griega, una palabra antigua, que expresa con una elocuencia peculiar el misterio a que nos referimos. Porque así como ayer, con la ayuda de San Juan Crisóstomo, hablábamos de la onomatopeya que hay en la misma cruz, cómo no percibir que en esta voz, en esa expresión “Anástasis”, está musicalmente expresado el movimiento emergente de Cristo desde el sepulcro.

No hace falta entender griego para entender la expresión Anástasis, como brioso látigo, en esa esdrújula vibrante, manifestando el más vivo secreto de nuestra fe.

Eso es pasar de las cumbres nevadas a la experiencia de una nevada, de un “nevando”. Dios nos regala esta fiesta de las fiestas para que nosotros podamos pasar del participio al gerundio, para que nosotros podamos pasar –y eso significa Pascua- de un consentimiento a nuestra fe porque los hechos consumados nos lo dicen y nosotros creemos y asentimos a lo que nos dicen, pasar a la experiencia personal de los mismos hechos.

Porque nuestra fe, como decía el papa Benedicto, nace de la audición, pero sólo ‘nace’ de la audición… y necesita pasar de ese nacimiento inicial, embrionario, a ser una fe que no vive del cuento, del relato recibido, de lo que otros le contaron, sino que pasa de lo que otros me contaron, a ser testigo ocular del acontecimiento. Eso es una fe madura, una fe bien plantada. Me lo habían contado pero hoy soy testigo directo, ocular. Yo conocía tu Resurrección de oídas(diría Job) pero ahora la han visto mis ojos. Me lo contaron pero hoy soy testigo, en esta Noche Santa. Qué bello es el verbo “presenciar”…

Y esta es la fe que le hace honor a la voz Anástasis.

Esta es la fe que justamente pasa del discurso mortecino y cansino de repetir doctrinas, a proclamar el anuncio, incluso desordenado, con la voz balbuceante y la respiración entrecortada, de quien cuenta, agitado, lo que le ocurrió; lo que le acaba de ocurrir: ese es Pedro, esa es Magdalena, ese es Cleofás, esa es la Virgen Madre misma.

Anástasis, fuego de resurrección, es un movimiento emergente, lleno de brío, de energía, de dinamismo, que expresa diáfana nuestra fe. Expresa no solamente este centro de nuestra fe que es la resurrección de Cristo, sino que expresa concéntricamente todos los movimientos de nuestra fe.

Cuando leemos la palabra de Dios, podemos enfrentarnos a una palabra ya dicha, o a una palabra diciéndose, y eso es un eco de la Anástasis. Cuando nos acercamos a la Eucaristía, podemos acercarnos a un Sagrario donde Cristo ya está presente, o a esa experiencia del acontecimiento litúrgico de la Misa, donde se realiza, se hace presente, donde irrumpela presencia real del Acontecimiento Cristo.

Y así en la plegaria de cada día, en nuestra vida cotidiana. Hay que permitirle al Señor irrumpir, emerger, y hacerse presente para tener nosotros la experiencia del gerundio. El gerundio es el tono muscular del cristianismo, es la dinámica propia del cristianismo. Incluso en el Nombre que está sobre todo nombre, en Jesús, vibra un palpitante gerundio: Dios-está-salvando…

El Misterio no es una realidad concluida, cerrada: es una realidad dinámica que se está dando, y de ello somos testigos y en ella somos sorprendidos. Sorprendidos en un gozo inefable.

¿Qué es el cristianismo? Es la sorpresa que irrumpe en el corazón; la sorpresa de un gozo inefable, no se le ocurre mejor modo de nombrarla, que decir que fue sorprendido por la alegría. El cristianismo es eso, es la experiencia sorpresiva, imprevista, de la irrupción de un gozo, que emerge, que irrumpe desde las entrañas más profundas hasta el color rojizo de las mejillas. Nuestros rostros están rozagantes de vida nueva, sonrojados de gozo, de una alegría inexplicable… esa que el mundo no entiende, esa que el mundo no puede dar ni inventar.

Un mundo que se cree experto en placeres, en su hedonismo barato desconoce los secretos de estos gozos… Un mundo que se cree experto en fiestas, que se considera muy fiestero, gracioso, divertido, jamás podría tener la experiencia que estamos haciendo hoy nosotros, cansados, mojados, amuchados a medianoche en una capilla en medio de la montaña, palpitando de gozo, en un vibrar interior que nada, absolutamente nada del mundo podría darnos…

Anástasis es el tono, es el punto exacto, la afinación exacta de todo lo cristiano: de la plegaria cristiana, del pensamiento cristiano, del propósito cristiano… Al son de la Anástasis debo rezar, debo sentir, debo optar, debo vivir… en una tesitura casi inefable, que se desmarca, que se aleja de esos dos opuestos que no le pertenecen, que no lo expresan, que no son lo cristiano. Opuestos expresados en esa caricatura del cristianismo que es el progresismo, en su flaccidez invertebrada, pero no menos caricaturizada por ese conservadurismo rígido, aparatoso, sin gracia, insulso, desabrido… Y mientras progresistas siguen insistiendo en su invertebrada flaccidez y conservadores siguen arengando su aparatosa rigidez, el cristianismo profundo anuncia con brío y entusiasmo: ¡Anástasis! Esa es la verdad, esa es la Fe de la Iglesia, esa, nuestra luminosa y fogosa verdad, ese es nuestro grito de guerra y de amor: ¡Anástasis!

Cristo ha resucitado de entre los muertos y nosotros hemos sido testigos oculares de ese acontecimiento.

El Señor nos conceda no apartarnos jamás de la paradoja del Fuego Nuevo: de este brío, de esta elegancia, de esta lúdica gracilidad, como danza el fuego en cabriolas al Cielo. Fuego que a su vez es contundente y firme, es intenso, es dinámico… Fuego que en sus trenzadas lenguas manifiesta la conjunción paradojal del cristianismo, del tono cristiano.

Dios nos conceda, contemplando la Anástasis del fuego, pasar del participio al gerundio. De la experiencia de un Cristo resucitado a este gozo inefable de verlo, erguido y majestuoso, resucitando de entre los muertos.

P. Diego de Jesús

Monasterio del Cristo Orante

Descargar homilía

– Artículo*: Administrador –

Más info en psico@mijasnatural.com / 607725547 MENADEL Psicología Clínica y Transpersonal Tradicional (Pneumatología) en Mijas y Fuengirola, MIJAS NATURAL

*No suscribimos necesariamente las opiniones o artículos aquí enlazados

– Enlace a artículo –

A New Journal

Renovatio is a Muslim journal about the ideas that have shaped our past and present world. We ask scholars, theologians, and writers to examine timeless questions and today’s moral challenges by drawing from the enduring texts of revelatory faith traditions and current thinking from philosophy, theology, and ethics to history, politics, the social sciences, and beyond.
We publish essays that are both rigorous and readable so that anyone, no matter his or her intellectual interests, can weigh and consider the ideas we present. With its focus on writers, readers, and ideas, we see Renovatio as a bridge between religious traditions and the study of the world, believing that each can renew the other—and between scholars and the public.

Explore the new issue here

– Artículo*: Tom Cheetham –

Más info en psico@mijasnatural.com / 607725547 MENADEL Psicología Clínica y Transpersonal Tradicional (Pneumatología) en Mijas y Fuengirola, MIJAS NATURAL

*No suscribimos necesariamente las opiniones o artículos aquí enlazados

– Enlace a artículo –

Homilía sobre la grandeza del rango de los ángeles

San Juan de Dalyatha

Aquel que ve la belleza de tales revelaciones y visiones ya no encuentra belleza en nuestro mundo. No hay quien haya gustado la riqueza de Dios que no tenga al dinero por estiércol; nadie que haya disfrutado la compañía de los ángeles, nadie que se haya embriagado con su éxtasis, nadie que haya compartido sus secretos, que no odie la compañía de este mundo y sus intrigas. No hay nadie que haya sido perforado por el amor de Cristo que pueda seguir soportando la abominable suciedad de la lujuria; nadie cuya mente ha sido cautivada por la Belleza de Dios que pueda ser cautivado por cualquiera de las pasiones de este mundo; nadie que haya encontrado y conocido a Dios que no haya orgullosamente olvidado este mundo. Éste colecciona estas piedras preciosas y las guarda en el tesoro de su corazón.

Éste es el comerciante que encuentra consuelo en la plegaria. Él siempre nada en sus aguas. Él se sienta para examinarse a sí mismo de modo que pueda ser purificado en el océano de luz e irradiar esa luz: una túnica real para el Cristo eterno. Éste es el hombre que trabaja silenciosamente, su amor transporta su mente por las aguas que lavan su pecado.

Benditos son aquellos que, mientras están cautivos en la insondable profundidad que todo lo abarca montan sobre las crestas de luz con las alas del Espíritu Santo.

Benditos son aquellos que se han lavado en las aguas de la pureza, en las olas de luz, en las cataratas de fuego purificante, fuego que limpia a todos aquellos que lo buscan.

Benditos son aquellos cuyo Creador se ha transformado en su Maestro, cuya fortuna yace en su Espíritu, cuyo alimento es ver a Dios, cuya bebida son las delicias del Espíritu.

Benditos son aquellos cuyo sol nunca se oculta, cuyos ojos nunca verán la oscuridad, cuya luz, el esplendor de Cristo, nunca renunciará a sus almas.

Benditos son aquellos que se han vuelto seres espirituales mientras están en la tierra, que conversan con su Creador.

Benditos son aquellos que trabajan en la plegaria, cuyo descanso yace en la vigilancia del Espíritu Santo en su interior. En sus almas ellos siempre escuchan sus secretos ocultos. Es el Espíritu quien santifica el gozo de sus corazones.

San Juan de Dalyatha

Texto citado en

Orthodox Prayer Life – The interior Way

de Matta El-Meskeen.

Ed. St Vladimir Seminary Press. 2003.

Pág. 70

Traducido para el blog por Gonzalo Anton

Descargar artículo

– Artículo*: Administrador –

Más info en psico@mijasnatural.com / 607725547 MENADEL Psicología Clínica y Transpersonal Tradicional (Pneumatología) en Mijas y Fuengirola, MIJAS NATURAL

*No suscribimos necesariamente las opiniones o artículos aquí enlazados

– Enlace a artículo –

Sha’ban-i Sharif qu’il soit béni pour toute la communauté et une victoire

http://ift.tt/2od1ufq

Salam Aleykum,
Le Mercredi 26 Avril au soir, nous entrerons dans le mois béni de Sha’ban-i Sharif, insh’Allah.
Le mois de Sha’ban est le mois du Prophète (sas), il faut faire beaucoup de Salawat (Allahuma salli ala…) en son honneur pendant ce mois.
Dans le mots Sha’ban il y a 5 lettres (arabe), voici la définition de ses lettres:

ش : Sharifa (Honneur, Noblesse)

ع : ‘Ulwi (Sublimer, S’élever)

ب : Baraat (Purifier, S’acquitter, Innocenter)

La lettre B étant au milieu, le 15e du mois de Sha’ban aura lieu la nuit de Laylat al Baraat (la Nuit de la Purification)

ا : İhsan-ı Ilahi (Être un privilégier de Dieu Tout-Puissant)

ن : Nur-i Ilahi (La Lumière de Dieu dans notre cœur, La connaissance spirituel)

Les Savants disent que la racine du mot Sha’ban est “branche”, car le mois de Sha’ban se ramifie et mène à diverses bonnes choses. Il est tel un pont entre les mois bénis de Rajab et Ramadan. Mais malgré cela il est souvent négligé.
Le Prophète (sas) nous prévint de cela lorsque, interrogé sur la raison de l’importance de son jeûne durant Sha’ban, il répondit : “C’est un mois que les gens négligent entre Rajab et Ramadan. C’est un mois durant lequel les actions sont élevées au Seigneur des Mondes et j’aime à ce que mes actions soient élevées alors que je jeûne…” L’un des plus nobles actes à accomplir au cours de Shaban est le jeûne, et le Prophète (sas) aimait jeûner alors que ses actions étaient élevées les Lundi et Jeudi ainsi que durant Shaban. A’isha (ra) a dit du Prophète (sas): “Je ne l’ai vu, durant aucun mois, jeûner autant que durant Sha`ban.” Elle dit également : “Le mois durant lequel il aimait jeûner le plus était Sha`ban.” Ces deux hadith portent évidemment sur le jeûne surérogatoire en dehors de Ramadan. Certains hadith indiquent qu’il jeûnait Sha`ban entièrement, bien qu’il y ait plus de preuves indiquant qu’il jeûnait la majorité du mois laissant quelques jours [où il ne jeûnait pas]. Dans un autre hadith il dit en réponse à une question portant sur l’intensité de son jeûne durant Sha`ban : “Durant ce mois ceux qui sont destinés à mourir sont enregistrés pour l’Ange de la Mort. J’aime à ce que mon nom soit enregistré alors que je jeûne.”On trouve l’une des sagesses du jeûne abondant du Prophète (sas) durant Sha’ban dans une parole de A’isha (ra) qui rapporte que, durant ce mois, il avait pour habitude de rattraper les jeûnes surérogatoires qu’il avait manqués au cours de l’année (tels que les jeûnes du Lundi et Jeudi et de trois jours chaque mois, qu’il n’aurait pu accomplir du fait de ses expéditions et à cause de maladie). Durant ce temps elle jeûnait aveclui pour rattraper les jours de jeûne manqués durant Ramadan.
Les savants disent en outre que le jeûne surérogatoire durant Sha’ban s’apparente aux prières surérogatoires qui précèdent les prières obligatoires, alors que le jeûne surérogatoire de Shawwal – après Ramadan – est tel les prières surérogatoires accomplies après les prières obligatoires. L’accomplissement d’actes surérogatoires compense toute défaillance des actions obligatoires que nous avons accomplies.
A côté de cela, le Prophète (sas) a également dit : “Lorsque la première moitié de Sha’ban est finie, ne jeûnez pas.” Les savants du madhab Shafi`i ont compris ce hadith comme interdisant le jeûne surérogatoire durant la seconde partie du mois, certaines exceptions mises à part. Selon les autres écoles il n’y a pas d’interdiction de jeûner la seconde moitié de Sha’ban mais il est détesté (makrûh) de jeûner un jour ou deux avant Ramadan.
En dehors du jeûne, il est également recommandé deprier abondamment sur le Prophète (sas). C’est durant ce mois qu’Allah révéla :

إِنَّ اللَّهَ وَمَلَائِكَتَهُ يُصَلُّونَ عَلَى النَّبِيِّ

يَا أَيُّهَا الَّذِينَ آمَنُوا صَلُّوا عَلَيْهِ وَسَلِّمُوا تَسْلِيمًا

“Certes Allah et Ses Anges envoient leurs bénédictions sur le Prophète. Ô vous qui croyez, priez sur lui et saluez-le abondamment…” [Coran S 33/V56].C’est peut-être la raison pour laquelle le Prophète (sas) qualifia le mois de Sha’ban de “mon mois “, lorsqu’il dit dans le hadith : “Rajab est le Mois d’Allah, Sha’ban est mon mois et Ramadan est le mois de ma Ummah.” Envoyer des salutations sur lui est parmi les meilleurs moyens de renforcer notre connexion à lui dans cette vie ainsi que dans l’autre, comme il nous l’apprit : “Les plus rapprochés de moi au Jour de la Résurrection seront ceux qui auront le plus priés sur moi…”Il était également d’usage chez les Musulmans des premières générations de réciter le Qur’an abondamment durant Sha’ban. Avec le jeûne, cela fait partie des meilleurs préparatifs pour le mois de Ramadan, du temps étant nécessaire à l’âme (nafs) afin de s’accoutumer à l’accomplissement de tels actes en abondance. Si nous sommes déjà habitués à les accomplir avant Ramadan, nous pourrons en accomplir davantage lorsque le mois entrera. Peut-être est-ce pourquoi l’Imam Abu Bakr al-Warraq a dit : “Durant le mois de Rajab vous plantez les graines, durant Sha’ban vous les irriguez et durant Ramadan vous en faites la récolte..”Deux évènements majeurs se produisirent durant Sha`ban. Les savants de Sîrah rapportent que c’est le mois durant lequel la lune a été fendue en deux par le Prophète (sas). C’est également durant ce mois que la Qiblah (direction de la prière) fut changée de Bayt al-Maqdis à Jérusalem, à la Ka`bah de Makkah. Alors que ces évènements sont désormais révolus, il y en a un, également remarquable, qui revient chaque année, et c’est la 15ème Nuit de Sha’ban “Laylatul Baraat”, l’une des plus importantes nuits de l’année… jeûner le lendemain.
Pour ce qui peuvent, il y a cette nuit une prière de Tasbih à faire (4 unités). Dans chaque prières réciter Al Fatiha suivi de Ayatul Kursi (S1/V255) 3 fois.
La prière de Tasbih se compose de 4 rak’at (unités), pendant lesquelles, on récite 300 fois l’invocation (Tasbih), glorification d’Allah, suivante:

سُبْحَانَ اللهِ وَالْحَمْدُ ِللهِ وَلاَ اِلهَ اِلاَّ اللهُ وَاللهُ

اَكْبَرُ

“Subhanallahi wal-hamdulillahi wa la ilahe illallahu wallaha akbar”

Au bout de la 15ème fois pour le début et la 10ème fois pour les suivantes, rajouter à la fin une seul fois:

وَلاَ حَوْلَ وَلاَ قُوَّةَ اِلاَّ بِاللهِ الْعَلِىِّ الْعَظِيمِ

“Wa lâ hawla wa la kuwwata illa billahil-aliyyil-azıym”
Elle est récitée de la manière suivante:
– 15 fois après l’invocation de “Subhanaka allahumma wa bihamdika wa..”, avant la sourate Al Fatiha
– 10 fois après une sourate additionnelle (Al Fatiha + une sourate)
– 10 fois durant l’inclinaison (ar-ruku)
– 10 fois durant la position debout après s’être relevé de l’inclinaison (al-qiyam)
– 10 fois durant la première prosternation (as-sajda)
– 10 fois durant la courte position assise entre les deux prosternation (al djalsah)
– 10 fois durant la seconde prosternation.
Ainsi, le nombre total d’invocation de Tasbih dans la première ra’kat (unité) est de 75 fois. Le nombre et l’ordre des invocations de Tasbih sont les mêmes dans les 2ème, 3ème et 4ème ra’kat.
La prière peut également être accomplie en commun, dans ce cas l’imam formule l’intention et récite toutes les invocations à mi-voix. L’avantage, est que le groupe est dispensé de faire les invocations et d’écouter silencieusement.
Sheikh Nazim (qaddasa allah sirrahou) avait recommandé fortement d’accomplir cette prière pour toutes les nuits saintes et bénies.
Puisse Dieu nous bénir en ce mois..
Salam.

– Artículo*: Yahya De Kuyper –

Más info en psico@mijasnatural.com / 607725547 MENADEL Psicología Clínica y Transpersonal Tradicional (Pneumatología) en Mijas y Fuengirola, MIJAS NATURAL

*No suscribimos necesariamente las opiniones o artículos aquí enlazados

– Enlace a artículo –

Diego de Santiago

Tradicion:

Alquimia

Diego de Santiago

Obras:

http://ift.tt/2oUQoHp

El pueblo cacereño de San Martín de Trevejo vio nacer, a mediados del siglo XVI, la la figura más destacada del paracelsismo en España, Diego de Santiago. En la España de 1552 ve la luz una obra que tuvo una importante difusión dentro y fuera de nuestro país: las “Coplas sobre la piedra philosophal” del alquimista valenciano Luis de Centelles y, nueve años después, Caravantes publica la “Praxis artis alchimicae”.

Pocas noticias hay de él: trabajó en su pueblo natal, en Zamora, El Escorial y Sevilla. Escribió un pequeño folleto con consejos prácticos sobre la peste, Preservativos contra la peste (1599). Sin embargo, la obra por la que merece toda consideración es Arte separatoria, publicada, en dos libros, en 1598. El título completo de la obra es: Arte separatoria y modo de apartar todos los Licores, que se sacan por vía de Destilación: para que las Medicinas obren con mayor virtud y presteza. Completa la portada de la misma la profesión del autor, “Destilador de su Majestad”, y su vecindad, Sevilla.

No sabemos si el libro tuvo una gran acogida por parte de los alquimistas, boticarios, etc. Sí conocemos que el benedictino Fray Esteban Villa, considerado como uno de los más insignes farmacéuticos de su época, cita en sus obras a nuestro autor. Los dos libros del “Arte separatoria” constan de 230 folios y fueron escritos, probablemente, de forma independiente lo cual es deducible por el hecho de las abundantes repeticiones de temas generales y de asuntos concretos que se observan en los dos tomos de la obra. El Arte separatoria está dedicado a don Francisco Arias de Ávila y Bobadilla, Conde de Fuñonrostro y Asistente de Sevilla. En el texto del extremeño no hay referencias a otros autores excepto cuando dice que del arte separatoria “entendieron muy bien Arnaldo de Villanova, y Raimundo Lulio y Theophrasto Paracelso, y Iverquero, y Joannes de Rupecissa”.

Casi al finalizar el primer libro, de Santiago nos hace un correcto resumen de lo que es su “Arte separatoria”: “Considerando que ninguna cosa se puede conservar fuera de su individuo, sino se procede con ella con los medios de esta arte separatoria, separando y dividiendo los unos de los otros, y por esta separación se dividen los contrarios y se juntan los concordantes”. En el Libro segundo de su Arte, de Santiago completa esta definición: “con él se apartan las sustancias de que están compuestos todos, y si lo ejercitasen los hombres de buen discurso, por él alcanzarían lo oculto de la naturaleza, en lo cual está lo más perfecto”.

Santiago es, para su época, un científico moderno. Influido por la obra de Paracelso, ataca de manera continua los argumentos de la “autoridad científica”, aunque no es tan soberbio como Paracelso.

Una faceta importante de la obra de Diego de Santiago es que escribe en lengua vulgar y no en latín; en esto también coincide con Paracelso. En la España científica del siglo XVI se escribe en latín y en romance y aunque los que lo hicieron de esta manera recibieron ataques de los primeros, es obvia la existencia de un fuerte movimiento en favor de la lengua vulgar para difundir los conocimientos científicos.

En relación con la época que le tocó vivir considero que De Santiago es un buen científico ya que utilizó, mutatis mutandis, el método experimental.

Alquimia

Hermetismo

– Artículo*: Tradición Perenne –

Más info en psico@mijasnatural.com / 607725547 MENADEL Psicología Clínica y Transpersonal Tradicional (Pneumatología) en Mijas y Fuengirola, MIJAS NATURAL

*No suscribimos necesariamente las opiniones o artículos aquí enlazados

– Enlace a artículo –

Bernardo de Treviso

Tradicion:

Alquimia

Bernardo de Treviso

Bernardo de Treviso o Bernhardus Trevisanus, Bernhardus von Treves, Bernardo, el Trevisano, Bernardo de Treves, así como conde Bernard Tresne y Naygen, y Bernadus Comes.

Bernardo nació en Padua en 1406 en una familia noble. Su familia era Conde de La Marche de Treviso, un pequeño pueblo de los Estados Venecianos.

Su padre era médico, y fue el que probablemente dio al primer hijo las nociones de la ciencia. Ya a partir de los 14 años, en 1420, inicia sus estudios en el arte de la alquimia. Él estudió las obras de Gerber y Rhazes, filósofos orientales, y complementa los estudios mediante la lectura de Sacrobosco y Rupecissa.

A pesar de que comenzó muy temprano su carrera como alquimista, y aunque tenía el apoyo de la familia, tenía intenciones de aumentar su riqueza. Primero trabajó con un monje cisterciense llamado Gotfridus Leurier. Ellos trataron durante ocho años de crear el la Piedra Filosofal. Se cree que puede haber influido en la obra de Gilles de Rais en 1430.

Luego pasó a continuación a trabajar con minerales y sales naturales utilizando el proceso de destilación y cristalización, que aprendió en las lecturas de Geber y Rhazes. Entonces pasó a realizar experimentos con compuestos vegetales y animales. Desperdició poco a poco su riqueza en busca de los secretos para conseguir la Piedra Filosofal. En muchas ocasiones la búsqueda resultó en fracaso, como en el casodel sacerdote alemán llamado Henrique que se autovangloriaba de haber sido capaz de fabricar la Piedra Filosofal, o el Oro Potable, y debido a esto fue que Bernardo viajó a Alemania a vistarlo y practicar con él por el intercambio de cierta cantidad de dinero, y proporcionar las herramientas y materiales necesarios. Se sabe que todoquedó en nada y sólo fue un error.

De esta búsqueda infructuosa fue que Bernardo decidió hacer un viaje (que duraría 58 años) por casi la totalidad del mundo conocido, incluyendo los países del Báltico, Alemania, España, Gran Bretaña, Holanda, Francia, Viena, tratando en cada uno de estos países encontrar pistas dejadas por los alquimistas del pasado sobre cómo crear el la Piedra Filosofal. Más tarde viajó a Egipto, Palestina, Persia, Turquía, Chipre y, finalmente, llegó a Grecia en 1481, ya con su salud deteriorada, estableciéndose en la isla de Rodas, donde afirma haber encontrado la Piedra Filosofal con la ayuda de un sacerdote.

En esta isla permaneció hasta su muerte en 1490.

Obras

A él se debe, al menos en parte, que por el año de 1643, apareciera un excelente manuscrito sobre la Piedra Filosofal, que circula libremente antes de su publicación, con el nombre de “Le Bernard d’Alchmague, cum Bernard Treveso” y firmado como “Sir Bernard Trevisan conde de la Marcha”. A él también le da crédito otra obra, titulada “La Philosophie Naturelle des METAUX” . En este último trabajo se expone la necesidad de la meditación por el alquimista para crear la Piedra Filosofal.

En el siglo XVI algunas obras literarias de contenido alquimista fueron asignados a Bernard, por ejemplo, “Trevisanus de Chymico miraculo, lapidem quod recurrentes Philosophiae” fue publicada en 1583 por Gerard Dorn. La respuesta “Bernardus Trevisanus, Thomas Epístola de Bononia”, y la epístola “Prior Bernard Conde de Tresne” en Inglés, apareció en 1680: “Aurifontina Chymica”. Los manuscritos correspondientes son:

“Bernardo de Trèves, Respuesta ad Thomam de Bolonia” (1385). Se puede encontrar en el manuscrito de 1533 Responsio MS. 2018 Biblioteca Nacional de Francia, la responsabilidad por Traict Ung; enviado al maestre Tomás de Bolonia, médico del Rey de Francia, “…al muy virtuoso rey Felipe, conde Palatino, por Bernardo de Trèves en el año 1385 .

Bernardo de Trèves, Revista Anagrama 2, 1973. 62 pp, P. 30/05, texto alquímico del siglo XIV atribuido a Bernard de Trier, editado y traducido por Dominique Maxime Préaud Lesourd, según el manuscrito de la Biblioteca de Arsenal.

Alquimia

Hermetismo

– Artículo*: Tradición Perenne –

Más info en psico@mijasnatural.com / 607725547 MENADEL Psicología Clínica y Transpersonal Tradicional (Pneumatología) en Mijas y Fuengirola, MIJAS NATURAL

*No suscribimos necesariamente las opiniones o artículos aquí enlazados

– Enlace a artículo –

La Cassini mira hacia fuera desde Saturno | Imagen astronomía diaria – Observatorio

Este es el aspecto de Saturno desde el interior de los anillos.
La semana pasada, la NASA dirigió por primera vez la sonda Cassini a precipitarse entre Saturno y sus anillos. Durante la inmersión, la sonda tomó cientos de fotografías que muestran las estructuras de la atmósfera de Saturno con un detalle sin precedentes. Mirando hacia atrás, la sonda también captó unas vistas impresionantes.
La imagen, captada horas antes del máximo acercamiento, muestra el insólito hexágono del norte de Saturno que rodea el Polo Norte. Se ve el anillo C -el más cercano- y la oscura división de Cassini que separa el anillo más interior B del A. Si se mira de cerca se ve a los dos pequeños satélites que rondan el anillo F, el anillo perceptible más lejano. Esta imagen, aunque sin procesar, será oficialmente verificada, calibrada y publicada en una fecha posterior.
La Cassini continúa programada para finalizar la misión sumergiéndose en la atmósfera de Saturno el 15 de septiembre.

– Artículo*: Alex Dantart –

Más info en psico@mijasnatural.com / 607725547 MENADEL Psicología Clínica y Transpersonal Tradicional (Pneumatología) en Mijas y Fuengirola, MIJAS NATURAL

*No suscribimos necesariamente las opiniones o artículos aquí enlazados

– Enlace a artículo –